JUJUY

Restauran un monumento histórico con obras únicas en el mundo

La iglesia San Francisco de Paula de Uquía es parte del riquísimo patrimonio arquitectónico y cultural de los jujeños.

Los Ángeles Arcabuceros, pinturas que datan del siglo 17 provenientes de la región del Alto Perú.

La iglesia San Francisco de Paula de Uquía es parte del riquísimo patrimonio arquitectónico y cultural de los jujeños, el proceso de restauración del edificio se hizo “respetando la historia”, expresó el ministro CarlosStanic. 

“En esta obra patrimonial no se utilizaron herramientas eléctricas sobre las paredes y cubierta, todo se hizo a mano, y solo se utilizó un taladro para perforar las paredes de adobe de un metro de ancho para realizar el drizado, una técnica peruana antigua para la sujeción de paredes de adobe”, agregó Stanic.

La iglesia San Francisco de Paula fue declarada Monumento Histórico Nacional en 1941, “es uno de los pocos lugares del mundo donde se pueden apreciar los Ángeles Arcabuceros, pinturas que datan del siglo 17 provenientes de la región del Alto Perú que pronto van a volver a la iglesia”, señaló el ministro.

La puesta en valor incluyó, además, la restauración del entorno de la capilla y la construcción de un paseo de artesanías.

Las obras de restauración sufrieron importantes contratiempos que demoraron los plazos de ejecución estipulados en el proyecto, “el cambio de gestión de Nación y la pandemia fueron trabas y tuvimos parada la obra cinco meses”, indicó el funcionario. A esa situación se le sumó un hecho de dudoso origen cuando la carpa de protección instalada sobre la estructura del edificio fue soldada intencionalmente por “una mano traviesa”. A pesar del contexto y adversidades nunca estuvo en duda la concreción del proyecto, “ténganos fe, sabemos lo que estamos haciendo, cual es el objetivo final y a donde vamos a llegar”, fueron las palabras de Stanic, en su momento, para los vecinos de Uquía.
  
“Ahora hay que disfrutar y cuidarla, además de realizar las tareas de mantenimiento. Uquía es conocida en el mundo por los diablos del carnaval pero también por los Ángeles Arcabuceros, y ahora también será conocida por la maravillosa iglesia”, concluyó Carlos Stanic.