SALUD

Advierten sobre los riesgos de consumir metformina sin indicación médica

Se trata de un medicamento que se receta a pacientes con diabetes. Es fundamental que el tratamiento se realice bajo la supervisión de especialistas.

Imagen ilustrativa.

Desde el Programa de Diabetes de la provincia, la referente Cristina Du Plessis se refirió específicamente al uso de la metformina en tratamientos para pacientes con diabetes y también a los riesgos de consumir el medicamento sin la debida supervisión médica. 

La metformina disminuye la insulinoresistencia. “Este descubrimiento fue altamente positivo. Se trata de una droga cuyo desarrollo y uso tiene ya más de 60 años”, recordó la especialista que explicó que existen dos mecanismos patológicos -resistencia a la acción de la insulina, que cuando persiste a lo largo de mucho tiempo genera el segundo mecanismo de déficit de insulina o insulinopenia- que al confluir causan diabetes.

"La metformina tiene indicación para tratamiento de la diabetes, fuera de ese uso hay una sola indicación que es cuando existe síndrome de ovario poliquístico -entidad que se caracteriza por una pérdida de la función normal de los ovarios y en vez de producirse la ovulación se producen ciclos que pueden durar meses o amenorreas que son la perdida de la menstruación durante 3 meses o más, lo cual va acompañado muchas veces de manifestaciones androgénicas-“, indicó la especialista. 

Asimismo, advirtió sobre el uso que se hace de este medicamento en otros pacientes. En  ese sentido, advirtió: "La obesidad es una entidad plurifactorial, tiene muchísimos genes involucrados y hay un desbalance entre los ingresos calóricos y los que se pierden o gastan con la actividad diaria. Esta enfermedad puede llevar al desarrollo de insulinoresistencia, pero la misma no debe ser tratada con metformina, a menos que exista ya una disglucemia, es decir una alteración del metabolismo de la glucosa, como niveles de glucosa alterada en ayuna o intolerancia a la misma”.

“La metformina no es una droga inocua, tiene sus efectos colaterales y contraindicaciones, no se puede ni debe usar en personas con falla o insuficiencia renal crónica, ya que puede dar lugar a acidosis láctica, un cuadro muy grave que en la mayoría de los casos es mortal”, agregó la especialista. Asimismo, señaló que el uso de este medicamento puede generar cuadros de hipoglucemia, una disminución brusca del azúcar en sangre que puede causar incluso pérdida de conocimiento.

“Desgraciadamente la obesidad es una enfermedad que se asocia con la tendencia a querer buscar soluciones mágicas y estas no existen ninguna enfermedad, mucho menos en las crónicas, todo es una construcción diaria de elecciones sobre qué comer y qué actividad física realizar. La consulta con el médico especialista es fundamental y no dejarse llevar por la recomendación de amigos porque son drogas que pueden llegar a ser muy peligrosas”, cerró.