MEDIOAMBIENTE

Jujuy quiere evitar el avance de la desertificación, degradación de tierras y sequías

El Ministerio de Ambiente de esa provincia presentó un plan de acción a nivel provincial que impacta a nivel productivo y sobre la calidad de vida de los jujeños.

Foto ilustrativa: Ecovidrio.es

El Ministerio de Ambiente de Jujuy presentó el Plan de Acción Provincial de Lucha Contra la Desertificación, Degradación de tierras y la sequía (PAP Jujuy), una problemática que no solo afecta al sector productivo, sino también la calidad de vida de la población.

Según los análisis presentados por las autoridades, en Jujuy el 77% de su territorio corresponde a tierras áridas y semiáridas que registran procesos activos de desertificación y degradación de las tierras.  “El plan provincial tiene ejes parecidos al plan nacional, hay áreas de educación, comunicación, innovación, buenas prácticas ambientales, un ámbito normativo y otro de financiamiento”, señaló a la agencia de noticias Télam la directora de Ordenamiento Ambiental del Territorio provincial, Susana Amador. Entre otras acciones, por ejemplo se trabajó con los productores locales en manejos sustentables y con las escuelas se fabricaron viveros y se aplicaron algunas tecnologías en relación al cuidado de los árboles.

La iniciativa fue desarrollada junto al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación y a otras instituciones que forman parte del Comité Multisectorial constituido en el marco del Proyecto Manejo Sostenible de Tierras Secas en NOA Cuyo (MST NOA Cuyo) que cuenta con el apoyo del PNUD (Programa de las Naciones Unidades para el Desarrollo) y el financiamiento del Fondo Mundial del Ambiente.

“Hay diferentes factores de degradación que no necesariamente son eólicos, el agua o las inundaciones”, indicó Amador, quien destacó el trabajo realizado en las localidades de Yavi, Cangrejos, Cangrejillos, Queta y Quebraleña, que representan "un pequeño recorte de nuestro territorio de tierras áridas y semiáridas".

El Ministerio de Ambiente de Jujuy recibió en el 2017 un proyecto del PNUD referido al manejo sostenible de tierras secas donde el área Puna “era uno de los sitios específicos de intervención y desde entonces se trabajó en una gobernanza multinivel con todos los actores del Estado y agencias como el INTA, la Secretaría de Agricultura Familiar y la Administración de Parques Nacionales”.

“Nuestra intención es tener un plan quinquenal para poder trabajar en toda la provincia más allá de la continuidad del proyecto MST NOA Cuyo", expresó Amador y agregó que se busca contar con “una ley de lucha contra la desertificación en la provincia para que tenga un presupuesto".