TURISMO EN PANDEMIA

Jujuy recibe al carnaval sin grandes festejos pero con mucha gente

El desentierro del mítico Pujllay -el diablo de la alegría se realiza en Jujuy sin festejos masivos.

Las ceremonias se llevan adelante con hasta un máximo de 20 personas y previa autorización de la Secretaría de Cultura local.

El tradicional desentierro del mítico Pujllay -el diablo de la alegría, que marca el inicio de los festejos centrales del carnaval en Jujuy, se vive este sábado en la provincia sin celebraciones masivas y con restricciones de circulación, pero con habilitaciones para reeditar el característico ritual en grupos reducidos y al "límite" respecto a la ocupación hotelera en la Quebrada de Humahuaca.

El Ministerio de Cultura y Turismo de Jujuy, informó que se encuentra colmada la capacidad tanto en la mencionada región, que concentra alrededor de 8 mil plazas, como así también en ciudades de los valles jujeños, al centro y sur provincial.

Las medidas restrictivas adoptadas para los festejos de carnaval, que empezaron a regir desde el último jueves y se extenderán hasta el martes, limitan la circulación de turistas entre las distintas localidades, en particular del norte provincial, hasta donde se puede llegar solo reserva hotelera o alquiler temporario.

Las ceremonias organizadas por las cientos de comparsas que existen en la provincia y que suelen realizarse en sitios considerados sagrados, se llevan adelante con hasta un máximo de 20 personas y previa autorización de la Secretaría de Cultura local.