ECONOMÍAS REGIONALES

Crisis en el sector: Jujuy declaró la emergencia turística

La llegada del coronavirus impactó fuerte en la actividad. Habrá beneficios en las tarifas de servicios públicos, entre otras medidas.

Emergencia turística en Jujuy. Imagen ilustrativa: Todo Jujuy

La Legislatura de Jujuy declaró la emergencia turísica durante 180 días por cómo afectó la pandemia al sector, que es uno de los más golpeados por la profundización de la crisis. 

La Legislatura jujeña sancionó la ley 6177 que establece beneficios para los emprendedores del sector del turismo jujeño. Alcanza también a los prestadores de servicios de transportes con afectación exclusiva para la actividad, hoteleros, establecimientos gastronómicos, agencias de viajes, guías de turismo y otros efectores.

La nueva normativa contempla, por ejemplo, que los beneficiarios paguen solo del 50% de las facturas de servicios públicos prestados por empresas del Estado provincial mientras dure la emergencia sanitaria, al tiempo que se implementará la tarifa social garantizada de energía eléctrica a las pequeñas empresas. Los beneficios son para emprendedores que “no generen despidos, ni suspensiones” del personal dependiente en la actividad económica, declarada crítica, durante la vigencia de la emergencia sanitaria.

Mariela Ortiz, legisladora oficialista, remarcó que “el turismo contiene unos 25.000 puestos de trabajo que hoy están en peligro”. "Se busca dar una respuesta concreta a los efectores y de esta manera estamos acompañando al turismo para que Jujuy vuela a ser elegido por los visitantes”, argumentó sobre la medida aprobada por la Legislatura.

Cabe destacar que la ley beneficiará a los emprendimientos  “cuando la facturación, correspondiente al mes de abril de 2020, sea igual o inferior a la que corresponda al mes de abril de 2019, en términos nominales”. A través de la normativa también se brindará asesoramiento y apoyo del Gobierno de la provincia a la hora de gestionar exenciones impositivas, diferimientos de impuestos, desgravaciones impositivas y cualquier otro beneficio previsto en las normas nacionales.

Liliana Fellner, legislatura justicialista, destacó que el "proyecto lo que hace es ayudar a un sector que es el primero que ha sufrido y el último que se va a recuperar”. "Es para que más gente pueda seguir sobreviviendo y esas pequeñas empresas no terminen cerrando sus puertas”, explicó.