CONTENCIÓN

Darán créditos blandos para el sector del turismo tucumano

Serán con tasas del 8 % anual.

El convenio ya está firmado. Foto: Sec. de Comunicación Pública

Desde el Ente Tucumán Turismo, en conjunto con el Consejo Federal de Inversiones (CFI), brindarán una línea de créditos blandos para emprendedores del sector turístico de Tucumán. 

Los créditos, con 8 % de tasa anual de interés, están destinados a micro, pequeñas y medianas empresas de todos los sectores productivos, tanto hoteleros, gastronómicos, transportistas, agencias de viajes y aquellos servicios vinculados a prestaciones turísticas.

"Tucumán necesita estas líneas de crédito para poder reabrir sus puertas el día de mañana y el Gobierno provincial, a través del Ministerio de Economía a cargo del ministro Garvich, nos ha permitido contar con esta asistencia para nuestro sector", expresó Sebastián Giobellina, presidente del Ente de Turismo. 

"Como sector turístico somos muy transversales, por lo que estas líneas de crédito podrán ser usadas por establecimientos hoteleros, agencias de viajes, por restaurantes que podrán destinarlo a insumos, y por cualquier persona que trabaje vinculada al sector turístico. Necesitamos brindar soluciones a toda la gente de nuestra industria, que sabemos será una de las últimas que podrá volver a una normalidad luego de esta situación", continuó.
"Se trata de un crédito con una inversión con una tasa de fomento del 8% anual y doce meses de gracia con una cuota mínima y garantías personales. Es sumamente accesible y una ayuda importante para una actividad tan perjudicada por la pandemia del COVID-19 como lo es el turismo, por lo que creemos que será muy bien recibida por los empresarios", explicó el funcionario. 

Por su parte, Héctor Viñuales, titular de la Cámara de Turismo de Tucumán, valoró la propuesta del Gobierno junto al CFI. “Todos conocemos la crisis que está pasando nuestro sector. Turismo es el sector que primero cerró y el último que volverá a abrir, lo que ocasionará que nuestros negocios no tengan la rentabilidad para poder mantenerse”, consideró.

“La idea es buscar herramientas financieras que nos ayuden a llegar con vida al día después y estos convenios son muy importantes para paliar este momento. Sabemos que será un proceso largo hasta que las personas se sientan seguras para viajar y los protocolos de salud implicarán costos altísimos para nuestros empresarios”, agregó. aseguró Viñuales.


Los beneficiarios de los créditos tendrán  12 meses de gracia y 24 de plazo de pago. El dinero se podrá destinar tanto a capital de trabajo como al pago de hasta dos nóminas salariales o reactivación productiva, y se extenderán desde los $400.000 como base hasta los $2.5 millones, contando a su vez con una tasa preferencial máxima del 50% de la que dicta el Banco Nación para créditos diversos -con bonificaciones adicionales debido a la situación generada por la pandemia- períodos de gracia y amortización con beneficios diferenciales. Para un número aproximado de la tasa a aplicar al día de hoy, esa cifra ronda el 8%.