LA POST-PANDEMIA

Los datos históricos del turismo interno alientan la reactivación del sector

Los viajeros nacionales representaron el 90% del movimiento en el país, cifra que se espera traccione a la industria una vez que finalice el aislamiento por el coronavirus.

7 de cada 10 dólares provienen del turismo interno, números que abren una puerta de esperanza para el sector.

Las estadísticas de 2019 muestran que los viajeros nacionales representaron el 90% del movimiento turístico en el país, un dato que no pasa desapercibido y genera esperanzas en los especialistas del sector, que coinciden en que será el turismo interno el que traccione a la industria una vez que finalice la pandemia del coronavirus.
 
Ese balance positivo a favor del turismo interno, en una relación de 9  a 1, fue fluctuando a lo largo de los últimos años en algunas décimas, pero siempre con valores mucho más altos de movimiento doméstico que de ingreso de extranjeros.
 
"Nuestro país tuvo un movimiento de 30 millones de turistas internos, frente a un ingreso de 6,9 millones de visitantes del exterior, lo que representa una relación de 9 a 1", dijo Ramiro Alem de InverTur, a modo de presentación en un encuentro virtual sobre Turismo y Economías Regionales.
 
El especialista destacó que esta situación se repite dentro de otros países latinoamericanos, contabilizados los viajeros por ocio, negocios y motivos personales, donde 8 de 10 fueron nacionales, "y si vamos a la relación intra región, el número aumenta a 9 de cada 10".
 
Puso como ejemplo a Brasil, que tuvo en 2019 unos 95 millones de turistas internos frente a 6,7 millones de extranjeros, una relación también de 9 a 1.
 
Respecto del consumo turístico global, señaló que 7 de cada 10 dólares provienen del turismo interno, números que abren una puerta de esperanza para el sector.
 
"Estas estadísticas oficiales nos hacen tomar dimensión de lo que es el primer jugador que va a estar visitando nuestros destinos e impulsando nuestros negocios e inversiones", subrayó Alem.
 
El presidente del Ente Tucumán Turismo, Sebastián Giobellina, quien participó de la reunión virtual junto a colegas de San Juan, Corrientes, Neuquén, Santa Fe y de países de la región, coincidió con este concepto. "Esto se ha venido hablando con los profesionales de turismo en distintos foros y es una percepción muy fuerte que se basa en estadísticas, que confirman que el primer turismo que vamos a tener es el de cercanía".
Museo de la Pachamama, Amaicha del Valle, Tucumán.

"A lo largo del tiempo se va a ir ampliando en espiral y vamos a ir llegando a la regiones, y en algún momento determinado volveremos a la normalidad del turismo regional e internacional", agregó.
 
Destacó que Tucumán es una provincia mediterránea rodeada de otras cuatro, con 3 millones de personas en un radio de 200  kilómetros, para lo cual "se están diseñando paquetes turísticos que se están promocionando por redes sociales, sin prescindir que ahora nos enfocamos en el lema Tucumán para los tucumanos".
 
Por su parte, el subsecretario de Turismo de Neuquén, Germán Bakker, aseguró que "el neuquino es un gran consumidor de sus propios destinos, así que en cuanto podamos ir generando las condiciones para que circulen por la provincia, vamos a estar reactivando el alojamiento, la gastronomía y los centros de esquí".
 
Respecto de éstos últimos, adelantó que los tres centros de esquí con que cuenta la provincia, Chapelco, Bayo y Caviahue, elaboraron en conjunto un protocolo que está a consideración de las áreas técnicas del Ministerio de Salud, pero en consonancia con el concepto "Neuquén Destino Seguro", que impulsan desde el gobierno, reafirmó.
 
Desde Corrientes, su ministro de Turismo, Sebastián Slobayen, afirmó que se está "trabajando fuerte" en todo lo que tiene que ver con fortalecer el "turismo local y un poco más regional" porque, dijo, "estamos convencidos que por ahí pasa la cosa".
 
En ese sentido, dijo que Corrientes "tiene condiciones únicas para poder posicionarse ante este nuevo esquema de turismo donde claramente se fortalezca la naturaleza, se haga mucho hincapié en un servicio muy personalizado, espaciado, y con muchas condiciones y protocolos de seguridad".
 
"Asumimos las necesidades del corto plazo, donde claramente estamos enfocándonos a lo que es el turismo de mayor cercanía, pero también sin dejar de lado las necesidades de largo plazo", añadió.
 
Coincidió con estos puntos la ministra de Turismo y Cultura de San Juan y presidenta del Consejo Federal de Turismo, Claudia Grynszpan, quien puso el acento en la sostenibilidad como el recurso que presenta el gran desafío para el país.
 
"La sostenibilidad no es sólo ambiental, sino también socio-cultural y económica, y una gran herramienta que se aplica al turismo para el desarrollo local, y debe ser aprovechado para este primer paso que va a ser el movimiento turístico interno", agregó.