CELEBRACIONES POPULARES

Tres de mayo en el Cerro El Calvario, de Fuerte Quemado.

Existen espacios que han sido ritualizados por siglos. El Cerro el Calvario, en Santa María, Catamarca, es uno de ellos. El recuerdo de los adultos mayores quemeños.

Las actuales generaciones santamarianas suben al Calvario principalmente para Semana Santa o para el día de la inmaculada Concepción de María.

El 3 de mayo es un día muy importante para el calendario andino. En gran parte de América se celebra el día de la Santa Cruz, pero la celebración no es solamente cristiana ya que hunde sus raíces en  un culto milenario del hemisferio sur. 


El 3 de Mayo, es un día central donde la constelación de la "Cruz del Sur" adquiere la forma astronómica de una cruz perfecta, en posición vertical respecto al Polo Sur. La Cruz del Sur, ordenador, puente o escalera entre el mundo de arriba y el de abajo genera una energía que reordena y alinea los campos energéticos de la tierra, de los humanos y todas las especies. Por lo tanto, los rituales andinos tienen que ver más con la resurrección, la vida y la elevación espiritual y física.

En concreto, las ceremonias populares del 3 de mayo son expresiones de una espiritualidad donde la cruz es símbolo de muerte y resurrección de Cristo pero también es símbolo precristiano de orden, vida, elevación y protección.
Las actuales generaciones santamarianas suben al Calvario principalmente para Semana Santa o para el día de la inmaculada Concepción de María. Nos interesa contarles qué se hacía antes.


Agradecemos  los testimonios de los mayores quemeños para viajar en el tiempo.

“… hay una historia de la Cruz del Calvario, que ella era la que protegía de todo los males, de las plantaciones en las heladas. El tres de mayo nosotras subíamos y la bajábamos a la cruz y la guardábamos en la iglesia hasta su celebración el 14 de septiembre, en el día de su exaltación. Pero esa tradición ya se perdió” (Relato de las Hermanas Córdoba, entrevistadas por Aníbal Marcial)


“El 3 de mayo se celebraba el día de la Cruz en el Calvario. Vicente Yapura se llamaba el hombre que tocaba el bombo sobre el cerro el Calvario y se escuchaba hasta abajo. Tocaba el bombo para llamar a la gente, rezaban el rosario. La cruz que bajaba ya no está. Se bajaba la cruz y la teníamos hasta septiembre, y allí la volvíamos a subir para que nos cubra y proteja de las Tempestades, era una cruz antigua, negra, vieja, tenía como un metro de alto…” (Relato de Narciso, entrevistado por Guzman Elizabeth, 2019)

(Fuente: Facebook de la Secretaría de Turismo de Santa María, Catamarca)