CONGRESO NACIONAL

Piden reconocer el valor turístico y estratégico de la “Ruta de los Seismiles”

La iniciativa fue presentada por la secretaria de la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados de la Nación, Silvana Ginocchio. Se trata del corredor que une Fiambalá con el Paso de San Francisco, en la frontera con Chile.

En el trayecto “se suceden cerros de colores, vicuñas, guanacos y más de 20 picos que superan los 6 mil metros de altura, los que dan nombre al circuito turístico y forman parte de un valioso Patrimonio Natural”, dice el proyecto.

Los diputados nacionales por Catamarca Silvana Ginocchio y Gustavo Saadi presentaron un proyecto de ley para declarar de interés nacional la difusión turística del tramo de la ruta 60 conocido como la “Ruta de los Seismiles”, que nace en Fiambalá y llega hasta el Paso de San Francisco en la frontera con Chile.
 
La zona, con reconocidos paisajes que la hacen única en el mundo, toma su nombre porque la ruta serpentea entre más de 20 volcanes de más de 6.000 metros de altura.
 
“Declárase de interés nacional su difusión turística, conocimiento del patrimonio natural, señalamiento, promoción y desarrollo, con miras al fortalecimiento de las economías regionales y por su carácter estratégico”, dice el artículo 2 del proyecto.
 
La iniciativa es parte de la batería de proyectos para fortalecer la actividad turística que viene presentando Ginocchio, secretaria de la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados de la Nación, impulsados junto a Saadi a través del Bloque Elijo Catamarca. En este caso, la iniciativa se realizó con el esfuerzo conjunto de la Provincia y de la intendenta de Fiambalá, Roxana Paulón, con el objetivo de vigorizar la región.
 
La “Ruta de los Seismiles” -nombre que sería oficializado por la iniciativa- recorre 197 kilómetros dentro del departamento Tinogasta. Nace en Fiambalá y finaliza en el Paso de San Francisco, a 4748 metros sobre el nivel del mar.
 En el trayecto “se suceden cerros de colores, vicuñas, guanacos y más de 20 picos que superan los 6 mil metros de altura, los que dan nombre al circuito turístico y forman parte de un valioso Patrimonio Natural”, dice el proyecto.

Entre los Seismiles se distinguen los volcanes Ojos del Salado; el Walter Penck de 6658  m.s.n.m., y el Incahuasi de 6.638 m.s.n.m.; el Pissis que ofrece cinco cumbres para el ascenso: la principal, a 6.882 m.s.n.m., el Cerro Tres Cruces de 6749 m.s.n.m., Nacimiento y el San Francisco de 6.080 m.s.n.m., siendo el Ojos del Salado de 6.893 m.s.n.m.  el volcán más alto del mundo y la segunda cumbre de América después del Aconcagua de 6960 m.s.n.m.
 
El paisaje ofrece innumerables picos, planicies, lagunas de colores rojizos y turquesas, aguas termales, en un entorno de escasa vegetación, y algunos animales. A pesar de sus caracteres, propios de zonas desérticas o cuasi desérticas, la fauna existente le aporta una vida inusitada como lo son los flamencos con sus patas sumergidas en lagunas, manadas de vicuñas, guanacos, llamas, gallaretas, entre otras aves. La fisonomía vegetal muestra estepas arbustivas y graminosas o pastizales, con baja cobertura vegetal y sectores de peladares. En los sectores asociados a humedales, tales como lagunas y arroyos, se encuentran las vegas o bofedales, con vegetación dominada por gramíneas como chillaua y cortaderas, ciperáceas, y juncáceas, que cubren totalmente el suelo, conforme a información disponible de la página oficial de la Secretaria de Turismo de la provincia de Catamarca, a cargo de Natalia Ponferrada.
 
“La Ruta de los Seismiles no solo es un paseo turístico -señala en los fundamentos-, sino que representa, además, una oportunidad para fortalecer la economía regional, puesto que el paso se encuentra habilitado prácticamente durante todo el año permitiendo el tránsito de vehículos desde el norte argentino al norte de Chile”.
 
Para realizar el proyecto, Ginocchio y Saadi consultaron a la intendenta Roxana Paulón, quien acercó más datos: “el 25% del total de turistas que ingresan provienen del extranjero siendo las principales procedencias Brasil Chile Alemania, Francia, y Suiza, observándose que el mayor número de turistas extranjeros se da en los meses de verano ya que su interés principal es el andinismo. Sin embargo, gracias a la diversidad de paisajes y circuitos, ha logrado romper con la estacionalidad turística por lo que año tras año muestra crecimiento, encontrándose en expansión”.
 
Según Ginocchio, “la difusión es clave. El desarrollo del turismo necesita de información, conocimiento y señalización, para agilizar la dinámica y potencializar los destinos, orientando al turista”. A su vez, “el turismo es una alternativa de desarrollo y se estima que en los próximos años, en función de los nuevos paradigmas del siglo XXI, tendrá mayor auge. Esto implica la necesidad de propuestas normativas, y un desafío de trabajo estratégico, público y privado, cuyos resultados se verán reflejados en el crecimiento económico y desarrollo social de las comunidades, con un turismo responsable, sostenible, inclusivo, y cuidadoso del medio ambiente”.
 
Declarar de interés nacional la difusión turística, conocimiento del patrimonio natural, señalamiento, promoción y desarrollo de la ruta, contribuye “al fortalecimiento de las economías regionales y carácter estratégico, es trascendente y beneficiosoal esfuerzo conjunto que vienen realizando el Gobierno de la provincia, a través  de su Secretaría de Turismo y el Municipio para su posicionamiento”.
 
“Como ya afirmé en reiterados proyectos, nuestra provincia es el NORTE CERCA del país, dueña de una rica tradición cultural proveniente del gran legado de los pueblos originarios que la habitaron, el aporte hispánico y de la inmigración, con un entorno natural donde las montañas son las protagonistas, y que ofrece satisfactoriamente paisajes, tradiciones norteñas y grandes atractivos, a una demanda turística no uniforme, por sus múltiples opciones”, dijo Ginocchio.
 
La Organización Mundial del Turismo entiende que el turismo es motor del progreso socioeconómico y bienestar, de la mano de la diversificación y la competencia entre los destinos. Como vehículo de transformación y desarrollo económico, social local y regional, se relaciona con la meta establecida por el Objetivo número 8 de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 -ONU, encaminada a promover el crecimiento económico inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos.