DE EXPORTACION

Un poncho catamarqueño se luce en el Museo del Vino de Burdeos

Los vinos, la gastronomía y la cultura del NOA se exponen en la ciudad francesa con Argentina como país invitado.

El poncho catamarqueño junto al salteño son los embajadores culturales del NOA en la feria gala.

La República Argentina es por estas horas el "país invitado" en el Museo del Vino de Burdeos, en el que se realiza el Festival del Vino, una exposición de 750 metros cuadrados especialmente diseñada en la Cité du Vin (Ciudad del Vino), que se extenderá hasta el 17 de noviembre.
 
En dicha feria se encuentra expuesto, por gestión de la Secretaria de Turismo de Catamarca Natalia Ponferrada, el poncho ganador adquisición de la Fiesta Nacional e Internacional del Poncho 2013 que fuera tejido por la artesana belicha oriunda de Laguna Blanca, Anita Suarez.
 
Junto al poncho catamarqueño se luce un poncho salteño exponiéndose además productos gastronómicos típicos de nuestro país como es el locro, el asado y las especies.

 
Esta participación en el Museo del Vino, incluye degustación de vinos y gastronomía, en una serie de acciones a cargo de cocineros argentinos y están dirigidas a empresas y referentes del sector.
 
El Norte argentino
 
“La presencia de Argentina en el Museo del Vino de Burdeos contribuirá para posicionar nuestro producto enoturístico en el mundo. Contamos con una larga tradición vinícola, que se desarrolla en las seis regiones de nuestro país. Invitamos a los viajeros de Francia y del resto del mundo a recorrer nuestro espacio en el Museo y a vivir la experiencia en Argentina”, aseguró el secretario de Turismo de Argentina, Gustavo Santos.

La segunda sección de la exposición esta dedicada “a los viñedos más altos del mundo, una geografía que los visitantes pueden experimentar por sí mismos”, afirma la publicidad de la muestra. “El norte de Argentina se ha convertido en una de las regiones vinícolas más importantes del país, a pesar de la altitud extrema y las difíciles condiciones de producción. Estos paisajes contrastantes y minerales producen vinos concentrados y carnosos con un carácter único. El rey de las uvas blancas argentinas y una verdadera marca registrada de los vinos del norte de Argentina, el Torrontés, será honrado aquí”, se detalla.
 
La elección de Argentina como país invitado al prestigioso festival se debe a que es el quinto mayor productor de vino del mundo, lo que coloca a nuestro país como uno de los principales actores de la viticultura mundial.
 
“En este país con un clima muy árido y paisajes dominados por los Andes, la calidad de los suelos está determinada en particular por el acceso al agua y la búsqueda de frescura en la altitud. Los canales multiseculares crean una compleja red de riego única en el mundo” afirma Martin Di Stefano, agrónomo, uno de los curadores de la muestra junto a la arquitecta Eliana Bormida.