ECONOMÍAS REGIONALES

Jujuy produce sandías exóticas: hay de cáscara negra y otras anaranjadas

Pequeños productores de esa provincia, sobre todo del este, apuestan por estas novedosas variedades.

Imagen ilustrativa.

Pequeños productores de Jujuy apuestan por la producción de variedades exóticas de sandía entre las que se destaca un tipo de cáscara negra y una variedad de interior anaranjado. 

Desde el Ministerio de Producción provincial informaron, según consignó la agencia Télam, que la diversificación de cultivos por parte de pequeños productores en Jujuy gana espacio en la provincia, en particular al este provincial. 

Por ejemplo, un emprendimiento familiar en Palma Sola, localidad ubicada a unos 160 kilómetros al noreste de San Salvador de Jujuy apostó por la producción de sandias amarillas, muy populares en Europa.

El cultivo de esta fruta, con pulpa de color rojizo, comenzó en 2019 a partir de la idea de un ingeniero que trajo semillas de la planta al país, contó a Télam Luis Peralta, quien encabeza el emprendimiento familiar. La sandía amarrilla fue la primera en introducirse al mercado local, alcanzando un impacto que llevó de una producción con 500 plantas a más de 4.000 el año pasado, vendiéndose 90% de la fruta en el mercado local.

Y la semana pasada concretaron las primeras plantaciones de las variantes de pulpa anaranjada y la de cáscara negra. “De salir todo bien, en noviembre tendríamos la cosecha”, estimó Peralta.

Las variedades de sandía se suman a otras apuestas por parte de pequeños productores de la región de Yungas, al este provincial, vinculadas a frutas exóticas como la pitaya y la carambola, y de origen nativo como el chilto.

Los distintos cultivos están siendo difundidos desde el Ministerio de Producción local con el objetivo de fomentar nuevas iniciativas de desarrollo, el asociativismo entre productores y salidas sostenibles al mercado.