Ciencia

Caramelos de yacón, el invento que ganó una olimpíada nacional

Los alumnos de una escuela técnica de Salta ganaron el primer premio del INET. Usaron el yacón, un tubérculo andino, para crear un caramelo que beneficia a la salud.

Yacón: sus beneficios están relacionados con su propiedad hipoglucemiante, y esto lo hace apto para el consumo de las personas con diabetes.
Alumnos de la Escuela Técnica Darío Arias de El Bordo (Salta) se coronaron ganadores de las primeras Olimpíadas Nacionales de Química y Elaboración de Alimentos, organizadas por el Instituto Nacional de Educación Técnica (INET). El proyecto ganador es un producto elaborado en base al yacón, cuyas propiedades curativas y alimenticias fueron concentradas en un pequeño caramelo para su fácil consumo.

Uno de los objetivos del proyecto es recuperar los valores nutricionales de los productos propios de nuestra zona, en este caso se busca rescatar la importancia del consumo del yacón, un tubérculo cultivado en las zonas cálidas de la Cordillera de los Andes, tiene una textura crujiente y sabor dulce.

Sus beneficios están relacionados con su propiedad hipoglucemiante, y esto lo hace apto para el consumo de las personas con diabetes. Además, corrige el estreñimiento, previene el cáncer de colon, reduce el colesterol y los triglicéridos, por su propiedad probiótica, favorece el crecimiento de la flora intestinal, algunos lo describen como una planta mágica.

“El yacón no es muy conocido, es un tubérculo similar en forma de una batata, con un sabor un poco dulce, tiene grandes propiedades que favorecen la salud del ser humano. Nuestro objetivo fue el de producir un producto que facilite el consumo de esas propiedades, trabajamos en eso y logramos elaborar una pastilla, solo por su forma la llamamos así, que es blanda como una caramelo gomita, su sabor es un poco dulce, y para ingerir la dosis necesaria en forma diaria debemos comer tres caramelos a la mañana y tres a la tarde. El proyecto fue elegido como ganador entre más de 60 que se presentaron de todo el país, eso nos hace sentir muy orgulloso de nuestro trabajo”, expresó el profesor Martín Reque, quien acompañó a los alumnos en la presentación realizada en la sede INET Buenos Aires.

El proceso
Un resumen del circuito a recorrer para llegar al producto final fue explicado por los alumnos Lucas Ríos y Janet González, quienes tuvieron esta misma responsabilidad frente al jurado en el INET.

“El proceso se inicia con la selección de la materia prima y su posterior lavado, se usa una solución de hipoclorito de sodio para liberarlo de toda bacteria, luego se pela y se coloca en abundante agua, se procesa hasta formar una pasta con el agregado de agar-agar, que es una sustancia gelatinosa, allí se miden los grados brix y se busca alcanzar los 65 Bx”.

“Los grados brix son una unidad de cantidad y sirven para determinar el cociente total de materia seca disuelta en una solución líquida, por ejemplo una solución de 65 Bx contiene 65 g de sólido por 100 g de disolución total”.

“La pasta se lleva a un horno a 80ºC, después se coloca en un molde para comprimirlos y obtener el producto final que sería un comprimido similar a una pastilla blanda de fácil consumo”, explicaron los alumnos. “Estas fueron las primeras olimpíadas a nivel nacional y ganarlas fue un gran privilegio, nos dejó una gran experiencia, pudimos conocer a chicos de otras provincias, todos teníamos las expectativas de ganar, por suerte fuimos nosotros”, manifestó Lucas.

Sobre su comercialización
Sobre la posibilidad de su comercialización el profesor Reque dijo: “Lo que nosotros elaboramos es un alimento, podríamos gestionar un registro para comercializarlo, por lo bien que fue recibido nuestro producto, creo que hay grandes posibilidades de que sea exitoso”.

Muy apreciado
El yacón es un tubérculo cultivado en zonas cálidas y templadas de la Cordillera de los Andes por su textura crujiente y sabor dulce propio. No es muy fácil de conseguir, en especial en épocas de calor. El resto de los ingredientes para hacer el comprimido no tiene un costo elevado, se estima que el valor de cada comprimido debería rondar entre los 3 y 4 pesos.

Fuente y Créditos:  Diario El Tribuno