ALERTA

Llegaron bomberos del sur para ayudar a combatir los incendios en Jujuy

Brigadistas de Parques Nacionales de la Patagonia se sumaron a la lucha contra el fuego que afecta a las Yungas de esa provincia. Más de 8 mil hectáreas ya fueron arrasadas por las llamas.

Foto: Purmamarca Diario Digital

Veinte brigadistas de Parques Nacionales de la Patagonia llegaron el jueves a Jujuy para sumarse a los trabajos para apagar los incendios que se registran en las yungas jujeñas y que ya afectaron más de 8 mil hectáreas. 

Las autoridades indicaron que de las más de 8.000 hectáreas afectadas, unas 1.700 hectáreas pertenecen al área protegida del Parque Nacional Calilegua. El director nacional de Lucha contra Incendios Forestales y Emergencias de APN, Victoriano Curuhual señaló que también llegaron motobombas, herramientas, sistemas de comunicación y de meteorología. "Todo lo que se pueda aportar desde lo técnico y operativo, además de la experiencia, será importante", manifestó.

Cabe señalar que también se conformó el Comando de Incidentes integrado por los equipos de incendios forestales de Nación y Jujuy.  "Estamos con una temporada baja en la Patagonia y por eso se dispuso el traslado del personal para el norte donde el panorama es bastante complejo por la sequía", indicó el funcionario sobre la llegada de los brigadistas sureños.


En las Yungas jujeñas, según consignó la agencia Télam, existen dos focos desatados: Zanjón Seco que se inició el 18 de septiembre, y que ya destruyó cerca de 3.000 hectáreas, además de afectar mas de 1.200 hectáreas del Parque Calilegua; y el de Arroyo Yuto, que comenzó el 9 de octubre y arrasó más 5.000 hectáreas, 500 de ellas del Parque Calilegua.

La intendenta del Parque Nacional Calilegua, Cecilia Iriarte, agregó: "Se decidió priorizar el incendio en Arroyo Yuto, que es un incendio que ya consumió unas 5.585 hectáreas, pero más que nada por su cercanía al yacimiento Caimancito que si bien tiene todas las medidas de seguridad y de limpieza en el predio, queremos evitar el daño a la infraestructura".


En la zona interviene una brigada del Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF) y cuadrillas con personal de áreas protegidas de Parques Nacionales de Norte del país, entre ellas las dotaciones del Parque Calilegua, mientras que Incendios Forestales de la provincia dispuso 30 brigadistas en la base de Yuto con el apoyo de Defensa Civil y asociaciones de bomberos voluntarios. Además intervienen dos aviones hidrantes con capacidad de 3.000 litros de agua, que pertenecen al SNMF, aunque las operaciones aéreas en algunas ocasiones se ven limitadas por el viento.