SALUD

Jujuy registró un descenso de la mortalidad infantil a 9.1

Desde el Gobierno provincial destacaron que es la primera vez en la historia de la provincia que la cifra bajó a un dígito.

Jujuy es una de las provincias que más logró disminuir en 2018 la tasa de mortalidad infantil a 9.1. Se trata de la primera vez que esta cifra se sitúa por debajo de un número de dos cifras, destacaron desde el Gobierno.

El gobernador Gerardo Morales consideró que "es un hito en nuestro sistema sanitario el haber disminuido la tasa de mortalidad infantil”. "Los datos oficiales arrojados por la Secretaria de Salud de la Nación nos hablan de un importante cambio estructural y cultural que se produjo en nuestra Provincia de la mano del Plan Estratégico de Salud; ya que pasamos de tener una tasa de 11.6 en el año 2016 a reducir a 9.1 en 2018”, agregó. 

"El descenso de la mortalidad infantil, la disminución de la tasa de mortalidad materna a 0.8 por debajo de la media nacional y el embarazo adolescente que pasó de tener una tasa de 19 puntos en 2015 a 15.6 en 2018, son datos duros que tienen que ver con parte de un proceso y con la implementación de políticas activas y efectivas en todo el territorio”. En este sentido, Morales indicó que “el armado de la red sanitaria y el trabajo en equipo fueron la clave que posicionó a Jujuy como una de las provincias más exitosas del país, lo que da cuenta del porqué de una inversión de más de 600 millones de peso en salud pública”, remarcó.

"Que estos números nos sirven para saber si vamos por el buen camino y efectivamente nos muestran que tenemos que continuar profundizando esta política de salud, que va rumbo a conseguir los máximos estándares de calidad internacional”, agregó. Morales también evaluó que el desafío es “mantener estos logros históricos del plan estratégico y mejorarlos en pos del bienestar de los jujeños”.

Por su parte, el ministro de Salud, Gustavo Bouhid, enfatizó: “Fue sumamente importante el trabajo realizado en materia de salud sexual y procreación responsable mediante políticas de anticoncepción, ya que se obtuvo como resultado una baja en la tasa de fertilidad; ahora las mujeres tienen un mayor acompañamiento del sistema sanitario que le brinda la posibilidad de que planifiquen sus embarazos produciendo casi dos mil partos menos, porque que a diferencia de 2015 en donde hubo 13.644 nacimientos, en 2018 tuvimos 11.807 que nos indica que al haber menos embarazos no planificados, hay menos nacimientos de niños prematuros”.