TENSIÓN

Un paro paralizó el transporte público en Tucumán

Si bien desde el Gobierno provincial subsidian a las empresas, los empresarios aseguran que los números no cierran, por lo que se atrasaron en el pago a los choferes.

Tensión por el precio del boleto en Tucumán. Foto: Prensanoa

Este viernes hubo paro de transporte en Tucumán a raíz del atraso en el pago de los sueldos a los trabajadores de las empresas de colectivo. Desde Unión Tranviarios Automotor (UTA) el gremio de los choferes, exigen que se les abone el sueldo completo, pero desde AETAT, que nuclea al sector empresario, aseguran que no tienen el dinero. Amenazan con un nuevo paro para el martes, por tiempo indefinido. 

El responsable de la Línea 19, Maximiliano Villagra, habló de la diferencia que existe entre el precio actual y el que considera un precio más justo en cuanto a los costos, que según el representante de AETAT, Jorge Berreta, tendría que ser de 29 pesos.

“En el sector empresario es lo que tratamos siempre de revisar, esta situación es insostenible no desde hoy sino desde bastante tiempo con la asignación de tarifas con precios políticos que lamentablemente no se ajustan a costos, lo que sucede ya lo habíamos planteado desde diciembre al consejo deliberante. También tuvimos un conflicto similar donde la provincia salió en auxilio de las empresas con un préstamo financiero pero esta situación consejo deliberante gente de la intendencia la quita de los subsidios al combustible que permite la operación de la flota al día a día. Al no haber una recomposición de tarifas que permita hacer frente al costo de combustible se hace muy difícil la operación de la empresa”, señaló Villagra.

“El año pasado las empresas de transporte recibimos aproximadamente 2.200 millones en subsidios y aparte recibíamos lo que se conocía como precio diferencial del gasoil, comparamos un valor de $11 el litro, ese precio está terminado y lo tenemos que pagar 40 pesos y el gasoil premium $45. La diferencia entre los 11 y los 40 y 45 en el caso puntual de mi empresa significa un costo adicional muy importante que yo no lo puedo absorber sino tengo una recomposición”, recordó en una entrevista con LV12.

“El estudio técnico de costos da $29. $15,50 es un precio que está fijado con un criterio político pero no se ajusta al valor político. Lo tiene que fijar el Consejo Deliberante, yo estuve presente en diciembre en una reunión con el grueso de la mayoría de los concejales. Le advertimos que iba a ser muy difícil trabajar en enero si no había una recomposición tarifaria que permita hacer frente. La quita del subsidio del gasoil ataca a las empresas, ese ahorro que tenía las empresas ya no lo tenemos y solo podemos operar por el anticipo financiero que dio la provincia. No puedo sostenerlo más, no puedo elegir entre pagar salarios y combustible”, agregó. “No llegamos a esto porque queremos una medida de fuerza de gremio. No es una situación que empezó hoy sino viene desde hace varios años con tarifas que están demasiado lejos de la tarifa técnica”, sostuvo.

El descargo del Gobierno
Por su parte, Juan Manzur, se refirió al conflicto del transporte. “El Gobierno de la Provincia ha cumplido con la totalidad de los compromisos asumidos en cuanto al subsidio que teníamos que darle al transporte de colectivos. Hay una ley impulsada por nuestro bloque que mandé a la Legislatura y que se aprobó. Para el año hay previsto un aporte del Gobierno de la Provincia de Tucumán de $1.560 millones, más de $130 millones mensuales con los que estamos cumpliendo”, señaló. 

“Esperemos que se resuelva, pero ya está en el ámbito de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán, que es quien tiene que sentarse con los representantes de los trabajadores y del sector de AETAT (Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán) para resolver este conflicto”, agregó el mandatario.

"Legalmente, cuando hay problemas de incumplimiento en el pago de los haberes, no hay conciliación obligatoria. No tenemos posibilidades, sólo podemos cumplir con todo lo que nos habíamos comprometido. Ahora la Municipalidad de San Miguel de Tucumán tiene que sentar a las partes”, aclaró.